WEB
18 / 05 / 2018

¿Cuándo empezamos con la Higiene Bucal?

El hábito de la higiene bucal debemos instaurarlo desde la lactancia. Es importante que las mamás después de alimentar a su bebé utilicen un paño húmedo o gasita y lo apliquen por todas las encías, eliminando los restos de leche, ya que estos residuos pueden causar hongos, además es bueno comenzar a crear la necesidad de la limpieza bucal desde guagüitas.
Es recomendable revisar siempre las bocas de sus hijos. Mamás, ustedes son las mejores dentistas. Puede pasar que su guagua nace con un diente o le erupcionan de manera anticipada, esto es lo que llamamos dientes perinatales, estos dientes pueden causar problemas a la madre en el momento del amamantamiento, o al niño, porque debido a la falta de desarrollo de la raíz pueden ser eliminados espontáneamente y eventualmente tragados por el niño. En caso de detectar dientes perinatales por favor acudir al odontólogo para su evaluación.
El cepillado de dientes con cepillo dental debe iniciarse con la aparición del PRIMER DIENTE (cerca de los 6 meses) que, en general, son los incisivos inferiores.

¿Qué cepillo usamos?
El cepillado en esta etapa es realizado SIEMPRE por un adulto, el cepillo que deben usar debe ser de cabeza pequeña, mango recto y simple, filamentos suaves, ésto es muy importante ya que debemos limpiar también sus encías. Algunas marcas Oral b stage ® 6-24 meses, PHB petit ®, Pigeon® con tope. Lo más importante es la técnica más que el cepillo, ésta la ejecutamos realizando movimientos circulares pasando por todas las superficies del diente, puede ayudar ir contando de 5 en 5 así los niños saben los tiempos y cooperan más fácilmente.

¿Qué pasta usamos?
En cuanto a la pasta, los menores de dos años es difícil que manejen el reflejo de la deglución por lo que tienden a tragarse la pasta, de todos modos podemos aplicar un leve raspado, casi invisible en el cepillo, con una pasta dental con flúor para obtener los beneficios de éste. Actualmente el Ministerio de salud instauró una nueva norma de fluoruros y TODOS LOS NIÑOS deben usar pasta de más de 1.100 ppm (es decir, pastas dentales para adultos).

EL CEPILLADO EN NIÑOS DEBE SER SIEMPRE SUPERVISADO POR UN ADULTO.