WEB
22 / 08 / 2018

Sellantes dentales en niños ¿qué son y para qué sirven?

Los sellantes son una resina fluida que se coloca en los surcos y fisuras de los molares (que es donde queda atrapada la comida y los azúcares, y las cerdas del cepillo dental no son capaces de llegar ya que estos surcos son muy estrechos). Es una protección para que estos surcos no acumulen bacterias y formen caries. Con los sellantes logramos cambiar la anatomía de los surcos y fisuras a superficies más planas, por lo tanto de mejor y más fácil limpieza.

¿A qué edad se deben aplicar?
Los sellantes se suelen poner en dientes definitivos que tienen mayor riesgo de caries como son los molares y premolares permanentes que erupcionan entre los 6 y 12 años. El primer molar permanente erupciona generalmente a los 6 años, ese es un buen momento para llevar a los niños a la consulta y así cuidar esas muelas que deberán durar para toda la vida.
También se pueden poner sellantes en los dientes de leche, ya que algunos se mantendrán en la boca hasta los 10 o 12 años (los molares temporales). Es importante que los niños visiten al dentista desde muy chicos para evaluar la aplicación de los sellantes, cada niño tiene una anatomía dentaria diferente. Hay niños con surcos y fisuras más profundos que otros.

Aplicación rápida y sin dolor
El procedimiento de aplicación de los sellantes es simple, rápido y sin anestesia, el niño no sentirá ninguna incomodidad lo que lo hace una maniobra preventiva muy amistosa en términos de adaptación.